miércoles, 9 de enero de 2008

Hoy va de arañas

¿Quién me iba a decir que algún día hablaría de esto? ¡Vaya tela! Pues bien, si el otro día hablaba del fuego, hoy hablo de arañas.
¿Por qué? Pues porque llevo dos días en el instituto y llevo dos días viendo arañas. Ayer, a primera hora, una araña de esas grandes, marrones y feas estaba 'pululando' por el techo de una de las clases. ¡Menuda bienvenida! ¡A ver quién le dice a uno de los niños que la mate y le pongo un positivo! No había nadie que se atreviera (fue en ese momento cuando me acordé de las clases que hicimos en el patio con los de 4º hace dos años...).
Pero es que ahí no acaba la cosa. Hoy, también a primera hora, cuando estoy a punto de irme de clase, veo en la pared otra araña (verde fluorescente, ¡lo juro!) 'pululando' por la pared, al lado de la pizarra. Un pobre inconsciente se ha acercado a cogerla y lo único que se ha llevado ha sido un grito mío seguido de un pseudo-manotazo.
¡Qué no! ¡De arañas nada de nada y menos en mi presencia! ¡Qué asco!
¡Hala! Me pongo a trabajar un poco más que ya me están empezando los picores por hablar de estos bichos...