domingo, 9 de septiembre de 2007

A tres días del inicio


Aquí estoy de nuevo mientras hago un descansito. En vez de ir al mercado (un paseíto los domingos por el mercado es algo que no tiene precio, jeje) me he quedado en casita y me he puesto a trabajar un ratito. ¡Hay que ver qué apañada que soy!

El viernes por la noche estuve cotilleando un rato por la web buscando un regalo para mis padres (¡¡32 añitos de casados!!) y finalmente me decanté por los balnearios. Aquí cerca tengo varios (La Garriga y Caldes de Montbui) y les regalaré un día allí (creo que le llaman forfait de un día).

Eso de que te hagan masajes, piscinas relajantes, sauna... ¡Uff! Una vez fui a Caldea y me encantó. Y cuando tenía que ir al fisioterapeuta por las cervicales, me encantaba cuando empezaban con los masajes (aunque también me dolía un poco, como no...). La gracia es que todo eso me hizo pensar y creo que, a ver si me lo puedo compaginar bien, me guardaré un huequito o dos al mes e iré al gimnasio a que me hagan un masajito; así me cuido la espalda y las cervicales un poco, que llevo unos días... ¡La edad! :-)

Por cierto, el otro día me acordé mucho muchísimo de un alumno, pongamos P., que me decía que la música era (es) algo muy importante en nuestras vidas y que para cualquier momento hay una canción. ¿Por qué? Ya hice la prueba de nivel de inglés, me quedé fuera aunque tengo que esperar a ver qué me dicen en Mataró (a ver si entro o no). Tengo el equivalente al nivel 3, es decir, entraría en 3º.

¿Cómo puede ser? Hace unos quince años que no toco nada de inglés (sin contar el año que estuve dando inglés en La Garriga) y pensando pensando (cosa que hago muy de vez en cuando :P) llegué a la conclusión de que ese nivel de inglés era debido a las horas y horas que paso escuchando música, en inglés, claro. Así que si entro, se lo tendré que agradecer en cierta manera a la música, ya que gracias a ella no he olvidado lo que había aprendido en mis años de estudiante, ¡jeje!

Bueno, me despido aquí te tengo que seguir con lo mío. Tengo una hora porque subiré a casa a ver a la family, así que... ¡A trabajar!

Por cierto, estoy pensando en llevarme a una personita a la que quiero un montón a cenar. No es que sea nada del otro mundo pero lleva unos días de bajón (o eso me parece a mí) y creo que el estar un ratito out le vendrá bien. ¡Hay que cuidar a los que queremos!

La amistad y el amor son como las plantas, si no se van regando, acaban marchitándose y muriendo...

¡Un besote para tod@s!


3 comentarios:

giraluna dijo...

Y tú los cuidas mucho rebonika! je,je... Está bien eso de cuidar a los que quieres.
Siempre digo, radicalizando un poco, que hay dos tipos de personas: las que te llaman y a las que siempre tienes que llamar, tú eres de las primeras y eso como amiga se agradece.
Besos.

Àlex dijo...

¡¡Hola!!

Como ves, por aquí me sigo pasando aún a ver qué tal te va todo. He leído que han ido bien las vacaciones. Yo no he tenido vacaciones, he estado trabajando todo el verano y mañana ya tengo que comenzar otra vez... lo que me pregunto es cómo voy a poder aprobar si en dos años no he podido, pero bueno, se hará lo que se pueda.

El otro día estuve otra vez por allí, en el Element que pinchaba un amigo... Aunque parezca que no, por Granollers no paran ("festivaleramente" hablando).

Total, ya me iré pasando por aquí cuando pueda y te iré dejando comentarios. Cuídate ;)

Albita Emptystreets dijo...

Ays!!! Giraluna, a ver si podemos vernos cualquier día de estos, dejamos el teléfono y nos juntamos en la tetería ésa que tú y yo sabemos (ya conozco el camino, oeoeoeo!!! GRACIAS!)
Àlex, a ver qué tal se te dan las clases. Si te pones lo puedes conseguir, sólo necesitas un poquito de esfuerzo y recuerda: nunca te quedes con la duda, pregunta siempre.
Ah!! Y a ver si me dices donde pinchas, a ver si con tiempo puedo organizarme y me escapo un día, jejeje!!!